Día 3: Bosques

¡Vaya!, pues hoy nos hemos despertado con una música supermolona que nos ha hecho sonreir desde bien tempranito; todo indicaba que iba a ser un buen día.

Como primera actividad hemos visto un vídeo de Félix Rodríguez de la Fuente, “Prisioneros de los bosques”. Y después nos hemos ido a descubrir un bosque de ribera donde los monitores nos ha contado un montón de cosas interesantes sobre la flora y fauna que íbamos avistando y escuchando.

Hacía bastante calor pero la caminata ha valido la pena por todo lo que hemos visto por el camino y por lo que nos esperaba en nuestro destino, ¡un rico baño en el río!.

Pero antes  de llegar se nos han sumado dos personas al grupo, ¿quiénes eran?…. Eso ha sido una gran sorpresa: eran reporteros del Canal Nou. Han entrevistado a algunos de nosotros, nos han grabado bañándonos y recogiendo cierta basurilla que había en la zona.

Bueno, lo de “cierta” es un decir pues hemos descubierto que el lugar donde estábamos había estado cubierto hasta hace poco de grandes cantidades de basura, tanta que hubo un día en que no se podía ver el tronco del árbol que véis en la foto. 

Eso nos ha impactado mucho, y también el saber que ahora ese árbol vive más contento y libre gracias a niñ@s como nosotr@s que anteriormente han pasado por aquí.

Por la tarde nos hemos ido de nuevo de excursión, pero esta vez para hacer el descenso del río. Ha sido muy emocionante pues hemos descubierto especies animales que no habíamos visto nunca. Lo triste ha sido comprobar una vez más que hasta los lugares más bonitos de nuestra tierra están repletos de la basura que los humanos desechamos. Pero sin perder la esperanza ,pues aquí estamos nosotros,¡auténticos defensores del planeta!.

De vuelta al albergue hemos parado en el Charco Azul y hemos plantado árboles de ribera y regado los plantones contribuyendo a la conservación de este hábitat.  Así que una vez más hemos vuelto con un montón de bolsas llenitas de residuos y nuestros corazones repletos de sonrisas y buenos momentos compartidos.

La velada nos trajo otra gran sorpresa: valiéndonos de nuestras linternas, la iluminación de las estrellas y la luna, compartimos la magia de la noche en la que habitan algunos animalitos muy curiosos.

Y gracias a todo lo vivido pudimos recuperar otro color del Arcoiris: el naranja. ¡Estamos más que contentos!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: